was successfully added to your cart.

Carrito

Sin categoría

Impacto del coronavirus en el retail de alimentación

By 15 abril, 2020 No Comments

Las consecuencias que va a tener en nuestras vidas la crisis que estamos viviendo con miles de fallecidos y cientos de miles de afectados en nuestro país, son innegables.

Lo que parece claro es que se va a producir una antes y un después de esta crisis provocada por el covd-19.

La figura de los supermercados y su función de interrelación social va a sufrir un profundo cambio y la venta online, va tomar un protagonismo que hasta ahora no se había producido en nuestro sector.

Conceptos como “BIO” o proximidad va a ser conceptos estén más presentes que nunca.

La epidemia que estamos viviendo está dejando estadísticas que hace pocas semanas no podíamos imaginar que fuéramos a vivir. Cientos de miles de infectados en España y miles de fallecidos.

No cabe duda, que algo así va a afectar de forma directa a nuestras vidas y va a provocar que, de ahora en adelante, nos enfrentemos a un escenario global nuevo, tanto económico como en nuestro día a día. También como consumidores.

Ya en estos primeros días y, motivado por el estado de alerta declarado y el confinamiento, hemos comenzado a operar de forma distintas. Ya se están observando cambios en el mundo del retail alimentario, los cuales, no parece que sean puntuales, por el contrario, parece que han venido para quedarse.

Aquí os dejamos algunos cambios y retos que se presentan en el futuro.

Un nuevo concepto de compra, más higiénica y menos sociable.

Uno de los principales cambios que estamos experimentado en estos días es la falta de relaciones físicas en nuestro día a día.

Parece que esto es algo que va a seguir así.

En este sentido, las precauciones que se están llevando a cabo en estos momentos van a calar en el consumidor. En este sentido vamos a ser mucho más precavidos a la hora de usar guantes, por ejemplo, en las secciones de fruta, verduras, etc. Así mismo a los agentes del canal retail, se les exigirá más medidas de desinfección, por ejemplo, en los carros de la compra, mostradores, etc.

Incluso no se descarta que, como ocurrió en el 2010 con la crisis de la Gripe A, empecemos a ver de forma habitual en los centros geles hidroalcohólicos para uso de los clientes.

Otras medidas como las distancias de seguridad, la limitación de aforos y otras, autoimpuestas, como el número de personas que acuden a hacer la compra, ha llegado para quedarse.

En resumen, la compra será mucho más ágil y tomará un carácter mucho más práctico, dejando en muchos casos de ser un punto de encuentro social.

Por todo lo hablado, procesos como el pago con tarjeta o con dispositivos como el smartphone van a tomar protagonismo (en este sentido, supermercados como Lidl ya está modificando las cantidades mínimas para pagar en sus establecimientos con tarjeta sin necesidad de código pin). No es descartable que en breve veamos en supermercados cajas de autopago como las que ya existen en nuestro país en centros como Decathlon, Ikea o en supermercados extranjeros como Amazon Go o Walmart en estados unidos o Tesco en Reino Unido.

Las carencias de la compra online.

Según datos del último informa de Kantas, realizado durante la crisis del cobid-19, la mitad de los españoles declaran que se han realizado menos compras en tiendas físicas y un 9,6% declara haber realizado su primera compra online de comida y bebidas. Igualmente, Nielsen, afirma que los datos de ventas en el canal online volvieron a crecer a doble dígito en la primera semana de confinamiento, concretamente un 46% respecto al pasado año.

Estos datos contrastan con el hecho que incluso compañías como El Corte Inglés, haya tenido en algún momento, dificultad para ofrecer a sus clientes la posibilidad de realizar compras online otros servicios como su click & collect., o que Carrefour se haya visto obligado a implementar una “cola virtual” para dar acceso a su ecommerce. Es evidente que todavía existen carencias importantes.

Ha esto tenemos que unirle problemas con los plazos de entrega en las compras online que en algunos casos se han ido a las dos semanas o incluso tener que suspenderse por encontrarse totalmente desbordados.

La certificación BIO será una fórmula ganadora Clic para tuitear

 

La salud como foco en nuestras compras

Durante este mes comienza la aplicación del nuevo reglamento que regula el etiquetado que informa sobre el origen de los alimentos dentro de la UE. La nueva normativa exige cambios en el etiquetado que garanticen una información real y evite información engañosa o pueda llevar a error a los consumidores.

Este nuevo etiquetado deberá incluir el país de origen del fabricante, así como su nombre y dirección de la empresa. Se trata de que el consumidor tenga la máxima información del que pone en su mesa.

Esto va a poner en manos del consumidor la posibilidad escoger los productos que consume en función de criterios como la cercanía o el auge de los productos BIO. Todo gira en torno a la búsqueda de una alimentación que refuerce nuestra salud.

En este sentido, nuestra línea de productos BIO está siendo una de las que mayor crecimiento está experimentando.

Fuente: Foot Retail

I am Gama panes BIOraw html block.
Click edit button to change this html

Leave a Reply