Hoy te proponemos un plan: cerveza, panes alemanes y un poco de imaginación para hacer la vuelta de vacaciones más llevadera. 

Aunque este año los Oktoberfest multitudinarios hayan sido suspendidos, puedes celebrar el tuyo. Tanto si tienes un bar, un restaurante o simplemente quieres dar una sorpresa a tus amigos o familiares, este año el Oktoberfest es tuyo.

Aquí te damos algunos consejos para prepararlo.

 

octoberfest

 

DECORACIÓN DE TU OKTOBERFEST

Crea el ambiente perfecto. Sírvete de la decoración para que tus invitados o clientes entren en el juego que les propones. Incluso puedes poner música típica alemana.

AZUL Y BLANCO

Son los colores de la bandera de Baviera. Utilízalo para los manteles, banderolas o guirnaldas. 

Confecciona pequeños carteles con algunos nombres alemanes que indiquen a tus invitados cómo se llama eso tan rico que están comiendo. O tal vez los diferentes tipos de cerveza que ofreces con alguna de sus características más notables.

Pon globos azules y blancos en la entrada para dar la bienvenida. Si para la decoración general no has encontrado banderolas, sustitúyelas con líneas de globos alternando los colores.

MESAS ALARGADAS Y BANCOS

En el Oktoberfest, al igual que en las cervecerías clásicas alemanas, las mesas largas de madera y los bancos corridos son imprescindibles.

Para dar esa sensación de local alemán, si no tienes bancos o mesas tan largas, coloca el mobiliario que tengas disponible imitándolo.

 

APERITIVOS OCTOBERFEST

No te quedes en unas simples patatas fritas, que esto es el Oktoberfest. Ofrece diferentes tipos de Bretzel, como nuestras barritas Laugenstange o los triángulos Laugenecke con el sabor original de Baviera. 

Aunque solos están riquísimos, puedes ofrecer con ellos pequeñas salchichas blancas (Weisswurst) y mostaza dulce.

No te olvides del clásico Laugenbrezel, el auténtico Bretzel con forma de lazo espolvoreado con sal gorda. 

LA CERVEZA Y EL OKTOBERFEST

Con permiso de nuestros panes alemanes, es la protagonista absoluta de esta fiesta. 

Si quieres que tu fiesta se ajuste a la tradición, debes saber que durante el Oktoberfest solo pueden servirse cervezas que cumplan con «la ley de pureza», es decir que esté elaborada únicamente con agua, cebada malteada y lúpulo.

En cualquier caso, quedarás igual de bien si ofreces cervezas alemanas variadas, cumplan o no con los requisitos. 

Si eres tú quien organiza el Oktoberfest en tu jardín o en otro espacio al aire libre con tus amigos, puedes presentar las botellas de medio litro en cubos metálicos llenos de hielo. Para que esté bien fresquita.

Si tienes un bar o restaurante, puedes servirlas de la misma forma en las mesas o improvisar un escaparate en el que tus clientes puedan ver y elegir la cerveza que más les apetece probar.

Prepara jarras de cristal de litro. En el Oktoberfest no hay vasos de caña.

Aunque este año los Oktoberfest multitudinarios hayan sido suspendidos, puedes celebrar el tuyo Clic para tuitear

 

SIRVE COMIDAS TÍPICAS ALEMANAS

Es una comida informal, así que elige platos de comida rápida. En Fricopan somos especialistas en panes alemanes, así que te proponemos los mejores para cada plato.

FRICADELLE
Es una hamburguesa típica alemana. Se elabora con carne de cerdo y ternera mezcladas con un huevo. Su sabor especiado se debe a la pimienta negra, la nuez moscada y un toque de mejorana en polvo.

Prepárala en la sartén, al horno o, si tienes la posibilidad, hazla en la barbacoa. Luego sírvela en uno de nuestros panecillos Kaiser. Son redondos y tienen el patrón típico de una espiral de cinco brazos.

CURRYWURST

Dentro de nuestra selección de los bocadillos más famosos de Europa, incluimos el Currywurst. Sirve en un plato pequeño una salchicha blanca alemana troceada, cubierta de salsa Worcestershire y acompáñala con un panecillo Berlín. Es un pequeño pan alemán hecho de masa de trigo con un corte longitudinal.

FRANKFURT

El Frankfurt es tal vez el bocadillo alemán más conocido en el mundo. Prepáralo con nuestra media baguette. Corta el pan longitudinalmente y rellénalo con una salchicha Frankfurt a la parrilla. 

Luego, a gusto del consumidor, añade lonchas de queso, tiras de pimiento verde, bacon y salsa picante de tomate. 

ACOMPAÑAMIENTOS

Siempre puedes añadir a la oferta una Kartoffelsalat, la famosa ensalada alemana de patatas, o Sauerkraut. Deja cerca una cesta con minipanecillos surtidos, con semillas de amapol, girasol, sésamo o calabaza.

UN PHOTOCALL TEMÁTICO OKTOBERFEST

Tanto si lo celebras en tu local o es una fiesta privada, monta un photocall. Tal vez tus invitados no se atrevan a ir disfrazados, en cambio, si preparas un pequeño escenario temático, perderán la vergüenza.

Ofrece algunas piezas de atrezzo como sombreros tiroleses o enormes Bretzels, triunfarás. Incluye bocadillos de cómic con expresiones alemanas como «Prost!», que es la que se utiliza para brindar. Todos querrán brindar para la foto.

Si tienes un bar o restaurante y quieres llevar más allá la fiesta, tú y tus camareros podéis vestiros con el traje típico de Baviera. ¿Seréis capaces de llevar varias jarras de cerveza de litro en cada mano?

Puedes completar el día con un concurso típico del Oktoberfest. Es muy sencillo: gana quien sea capaz de sostener más tiempo su jarra.

EL POSTRE

En cualquier fiesta que se precie, tiene que haber un postre que esté a la altura. Nosotros te lo ponemos fácil.

Aunque el Johannisbeerstreusel es un postre más típico de verano, nada nos impide disfrutar de él en octubre. Es un exquisito pastel individual con grosella y una cobertura tradicional alemana.

Otra opción que ponemos a tu alcance es el surtido mini Danisch: minicoronas de frambuesa, manzana o canela, minipecan… 

Desde los mejores panes alemanes hasta la cerveza más fría, ahora que ya tienes todos los elementos para un Oktoberfest inolvidable. Solo te falta una cosa: brindar en alemán. Alza tu jarra y solo tienes que decir «Prost!».